En casa

Actualmente, las pruebas de embarazo que se adquieren en las farmacias, son tan confiables como las de laboratorio. Estas pruebas o test determinan la presencia de la hormona HCG en tu orina. La mayoría de estos tests se los puede realizar un día antes de tu ciclo menstrual. Sólo se necesita un kit de test de embarazo, una muestra de orina tuya (de preferencia la primera orina de la mañana) y seguir las instrucciones. En pocos minutos obtendrás el resultado: Positivo o Negativo.

 

El resultado positivo indica que se ha detectado la presencia de la hormona, confirmando de este modo el embarazo. Sin embargo, el resultado negativo no siempre es real, ya que si el embarazo es muy reciente los niveles hormonales no pueden detectarse. De todos modos, ante un retraso con tu período, siempre consulta con tu médico. El te indicará otros tests de laboratorio que confirmarán en forma exacta la presencia o no del embarazo.

De laboratorio

Análisis de Orina: funciona de la misma manera que los que se usan en el hogar, determina la presencia de HCG en la orina. Su resultado es 100% seguro y se obtiene en pocos minutos.

Análisis de Sangre: cuantifica la cantidad de HCG en la sangre de la mujer y su resultado le permitirá a tu médico determinar si estás embarazada y a establecer la fecha estimada de parto. Puede realizarse a los 10 o 12 días de la ovulación o al primer día del atraso menstrual. Si la implantación del embrión ha sido tardía, el resultado puede ser negativo y aún así estar embarazada. Por lo cual se deberá repetir el análisis unos días después.

Si para la estimulación de la ovulación has utilizado hormonas, el resultado puede ser un falso positivo. Este test debe ser solicitado por un médico, ya que él interpretará los resultados correctamente.
Ecografía transvaginal: se observa el interior del útero, detectando el embrión a partir de la primera semana después del retraso menstrual. Es confiable en un 100%.